No es ningún secreto que la mayoría de las personas nacidas en lugares soleados no sois muy amigas de la lluvia, y que pensáis que los efectos de la lluvia en el estado de ánimo son totalmente negativas.

 

De vez en cuando un día de lluvia, vale, es necesario para limpiar un poco el aire y para regar los campos. Dos días de lluvia ya no tienen demasiada cabida en la lógica mediterránea, pero bueno, se acepta. Pero, ¿más de dos días de lluvia? Esto ya es intolerable. Inaguantable. Totalmente nocivo. Una broma de mal gusto.

 

En Barcelona la media de días lluviosos no pasa de los 70. Y es verdad que no es nada común que llueva más de dos días seguidos, o que llueva días enteros. Con la de hoy llevamos casi tres días completos de lluvia, por lo cual me parece interesante reflexionar un poco sobre este hecho: ¿Cómo y por qué afecta la lluvia en la psicología humana?

 

 

 

 

¿Cómo nos afecta la lluvia en el estado de ánimo?

 

 

Para entender cuales son los efectos de la lluvia en el estado de ánimo, nos interesa refrescar un tema que aprendimos en el cole y probablemente casi nadie lo recuerde. Los iones positivos y negativos son elementos esenciales en todos los procesos meteorológicos. Dicho de una manera muy simple, un ion positivo es un átomo el cual ha perdido algún electrón. En cambio, el ion negativo es un átomo que ha ganado algún electrón.

 

Cuando hace buen tiempo, en la atmósfera suelen abundar los iones negativos de una manera natural. La cosa cambia cuando se acerca una tormenta o el mal tiempo, ya que, horas antes la atmósfera se llena de iones positivos.

 

Los dos tipos de iones están estrechamente relacionados con los niveles de serotonina de nuestro cuerpo (Gad Sulman 1957, Krueger 1960). La serotonina es una hormona generada por nuestro organismo y tiene un efecto directo en el estado anímico.

 

A grandes rasgos, el aumento de los iones positivos en la atmósfera puede provocar que nos sintamos más nerviosos, agitados e irritables. De hecho, la revista Nature Scientific Reports publicó varias investigaciones donde se demostraba que, en los días de lluvia, o nubes, solían aumentar las urgencias psiquiátricas.

 

Por otra parte, está bien documentado que la cantidad de luz afecta al estado de ánimo. Las tasas de suicidio suelen ser mayores en los países donde suelen tener pocas horas de luz solar. Por lo que queda poca duda de que la luz solar tiene un impacto importante en nuestra psique.

 

Lo dicho hasta ahora no es nada nuevo, por lo que, vayamos con la parte no tan conocida.

 

 

Más efectos de la lluvia

 

 

Si anteriormente he dicho que horas antes del mal tiempo la atmósfera se carga de iones positivos, lo que sucede al llover o al haber relámpagos es que la atmósfera se carga de iones negativos. Dicho de una manera resumida, la lluvia limpia la atmósfera de elementos que nos puede afectar negativamente. Esto se relaciona con que la lluvia puede ser relajante para una parte de la población.

 

La lluvia nos puede permitir conectar con una parte más íntima, serena y relajada de nosotras mismas. Pienso que escuchar la lluvia y verla desde la ventana, tienen un efecto similar al que proporciona mirar una vela. De hecho, un estudio reveló que el ruido de la lluvia reduce un 23% la agitación de las personas mayores en las, hoy tan mencionadas, residencias.

 

La sensación de cobijo que podemos sentir en casa cuando fuera está lloviendo es realmente agradable. Especialmente, oír cómo llueve con fuerza al irnos a dormir es un momento de calidez y mucho confort. Justo ahora estoy escribiendo en un momento así, y la sensación es de puro bienestar. Estoy seguro de que, si ahora dejara de llover y reinara el silencio, el bienestar disminuiría.

 

 

cómo afecta la lluvia en el ánimo

 

 

Hay otro efecto curioso alrededor de la lluvia. El petricor es el olor que provocan las gotas de lluvia al caer sobre una superficie seca. Se sabe que a los humanos nos agrada este olor como al resto de los animales, porque a nuestros antepasados les ayudaba a averiguar dónde había agua.

 

Aunque no seamos conscientes, una parte de nuestro organismo se alegra cuando empieza a llover, porque la lluvia significa vida y supervivencia. Por lo que, no todos los efectos que provoca la lluvia en el estado de ánimo son negativos.

 

Lluvia en momentos de confinamiento

 

Más allá de lo dramático que está siendo la pandemia, el confinamiento es una oportunidad para experimentar y conocernos mejor.

 

El parón obligado por el confinamiento ha provocado que no podamos seguir con el ritmo de vida cotidiano. Y esto, a su vez, a muchas nos está facilitando conectar con emociones y sensaciones que en la cotidianidad suelen estar escondidas. Una de ellas tiene que ver con la parte más íntima y reflexiva, ya que muchas personas están conectando con la parte más sensible o vulnerable.

 

El confinamiento es una buena oportunidad para permitirnos vivir esta sensibilidad y para respetar nuestras necesidades. Y es aquí donde veo a la lluvia como una aliada, más que como una enemiga, ya que, sintoniza mucho con esta energía más suave que mucha gente está sintiendo.

 

cuidado emocional

 

En Barcelona no es nada común que llueva tres días enteros seguidos, así que mirémosla como un complemento ideal para la introspección. Y no solo para eso, sino para sentirnos más seguras en casa y con mayor calma y serenidad. Como una aliada en tiempos de incertidumbre. Como una savia que nos protege.

 

 

Conclusiones

 

Al principio del artículo he comentado que, horas antes de que empiece el mal tiempo es común sentir mayor irritabilidad y mal humor. Pero es como si esta situación previa a la lluvia, nos nublara la vista acerca de los efectos positivos que puede traer una vez se instaura.

 

Los efectos que la lluvia provoca en el estado de ánimo son más variadas de lo que la mayoría de las personas pensáis.

 

Puede que sea misión imposible que las catalanas lleguéis a disfrutar de la lluvia, pero al menos ahora ya sabéis que, aparte de limpiar la contaminación atmosférica, la lluvia puede tener efectos beneficiosos en la psique humana.

 

 

Nota:  El artículo está escrito íntegramente en femenino para evitar el uso del lenguaje excluyente. He valorado otras opciones, pero creo que esta es la que más legible hace el texto. En todos los artículos que publicaré en este blog utilizaré el lenguaje inclusivo.

× Hola